MySugardaddy Logo
SSL 256 Bit

La crisis de los 20 años 

Cómo no tener la crisis de los 20 años si vemos que todos tienen una vida perfecta en las redes sociales, unos tienen el trabajo perfecto, otros viajan todo el tiempo, una amiga ya está planeando su matrimonio y tiene la relación perfecta con el hombre perfecto ¿y yo que? ¿qué estoy haciendo mal?

No me siento satisfecha con lo que estudié ni estoy feliz en el trabajo, no me pagan bien y sigo viviendo con mis padres porque ni para la renta de un depa mediocre me alcanza. Nunca he ido a europa ni he viajado por Asia y me pregunto, ¿cómo pueden pagarse eso mis amigos? que tengo que cambiar. Cada día me hago más vieja y todavía no tengo lo que quiero. Una casa, un carro, un trabajo perfecto y un hombre que esté a punto de pedirme matrimonio. ¿Qué puedo hacer? 

Pues dejame decirte que todos pasamos por esta crisis, igualmente tus amigos que postean las fotos perfectas con los mejores filtros. Cada quien tiene su tiempo y debemos aprender a no compararnos. 

Los “Síntomas” más comunes de la crisis de los 20 años

La falta de dinero

Tienes el tiempo, las ganas, las ideas, el estado físico pero te falta el dinero. Es el típico síntoma de esta crisis, ¿cómo hacer dinero rápido? Y llega una frustración absoluta. Pero descuida, todo esto pasa. Además, no todo es el dinero y puedes hacer igual muchas cosas sin tener que pagar por ellas. 

¿Quién soy yo? 

De repente te das cuenta de que has elegido tu carrera al azar en base a los elogios de la prepubertad. Además, sientes la necesidad de desacoplarte de las expectativas sociales y del condicionamiento capitalista. ¿Qué harías si tuvieras la libertad de elegir? Pero desgraciadamente, ya es demasiado tarde. Además, ¿no acaban todos los trabajos siendo sólo un trabajo? Cómo puedes ser una persona de mente abierta si ahora necesitas 100 títulos y 20 años de experiencia para tener un buen trabajo. Pues bienvenido a la crisis de los 20 años, vas a tener esta crisis más o menos una vez al año, por el resto de tu vida.

La crisis de los 20 ¿Me gustan en realidad mis amigos?

En la adolescencia, las amistades consistían en emborracharse en el parque, copiar los deberes del otro y averiguar juntos quién estaba enamorado de quién. A los 25 años, las amistades consistían en unirse a los grupos de WhatsApp, salir a almorzar y transferir un dineral a hoteles en Cancún, aunque no recuerdas haber aceptado nunca hacerlo. Puedes seguir así, manteniendo relaciones de costumbre que sólo existen porque una vez estuvieron sentados juntos en la misma clase. O puedes encontrar a la gente que realmente te gusta.

¿Estoy teniendo suficiente sexo? (la crisis de los 20)

Mis senos nunca se verán tan hermosas de nuevo, piensas mientras giras lentamente tu cuerpo desnudo frente al espejo. Rebotan un poco para comprobar la firmeza y el ajuste. Pero todos conocemos el juego mental: Si un árbol cae en el bosque y no hay nadie para escucharlo, ¿hace siquiera un sonido? PD: El tema del sexo también será la razón de al menos una de tus rupturas – y eso es algo bueno, porque la respuesta a la pregunta inicial es: no.

La crisis de los 20 Todavia me siento como un adolecente 

La mayoría de nosotros tenemos mucho miedo a crecer, a aceptar los retos que la vida nos pone y las responsabilidades, no queremos casarnos ni tener hijos o lo queremos hacer pero no tenemos con quien. 

pero no te preocupes, mientras tu mente permanezca joven y hagas todo lo que quieras hacer, tu no envejecerás. pero si te quedas sentada en el sofá esperando a que las aventuras lleguen a tu vida, te amargaras y te volverás una viejita con tan solo 30 años. 

Así que disfruta de tu juventud, Baila, canta, grita, aprovecha el tiempo y sobre todo se muy muy feliz. 

Seamos jóvenes por siempre y superemos todas las crisis. 


¿Quieres leer nuestros próximos artículos? Síguenos en Instagram para estar al tanto de las novedades del Blog de MySugardaddy México